Search
Generic filters

Cómo mejorar la seguridad de tu Xiaomi: Aprende cómo configurar la privacidad de MIUI

Si eres una persona a la que le preocupa mucho que la información almacenada en tu dispositivo Xiaomi pueda estar expuesta (principalmente fotos, vídeos y documentos), entonces queremos decirte que has llegado al lugar correcto.
Así es, porque en este artículo queremos contarte todo lo que necesitas saber para mantener la integridad de todos tus datos almacenados en tu Xiaomi, gracias a las funciones que ofrece MIUI.

Gestionar los permisos de las aplicaciones

Un paso importante. Si quieres proteger tu privacidad de las aplicaciones, deberás controlar los permisos que se conceden a cada una de ellas. Es importante saber que hay aplicaciones que requieren algunos permisos para funcionar correctamente, por lo que si los desactivas pueden fallar o te los pueden volver a pedir.

Para gestionar los permisos, vamos a los ajustes del teléfono y entramos en la sección de Privacidad. Una vez allí, tocamos en «Administrador de permisos» y encontraremos una extensa lista de permisos. Al tocar sobre cada permiso podremos observar las apps que lo solicitan. Te explicamos cada uno de los permisos de la lista para que te hagas una mejor idea:
Almacenamiento: Las aplicaciones piden este permiso para acceder a nuestra memoria y comprobar cualquier tipo de archivo que tengamos allí, como fotos o documentos.
Actividad física: El dispositivo recoge tu actividad física, estos datos suelen compartirse con aplicaciones de fitness o ejercicio como Google Fit.
Micrófono: Si concedemos este permiso, la aplicación podrá utilizar nuestro micrófono para realizar grabaciones. Se suele utilizar en aplicaciones que incluyen mensajes de voz.
Calendario: Con este permiso la aplicación podrá acceder a nuestro calendario, consultar las citas que tenemos en él, e incluso añadir nuevos eventos.
Contactos: La aplicación podrá ver los contactos que tenemos añadidos y tendrá la posibilidad de intervenir con sus datos. Esto se utiliza generalmente en las apps de redes sociales para mostrarnos cuáles de nuestros contactos tienen una cuenta.
Registro de llamadas: La aplicación tendrá acceso a controlar las llamadas que hemos realizado y recibido.
Cámara: La aplicación podrá acceder a nuestra cámara. Generalmente se utiliza en las apps de redes sociales, cuando vamos a tomar una foto dentro de la aplicación.
SMS: Con este permiso, la app podrá observar los mensajes que hemos enviado y recibido.
Ubicación: La app tendrá acceso a nuestros datos GPS. Más adelante lo explicaremos mejor.
Teléfono: Permiso para acceder a nuestra aplicación de teléfono y realizar llamadas en nuestro lugar.
Sensores corporales: Permiso para interactuar con los sensores biométricos del dispositivo. Por ejemplo, cuando una aplicación utiliza nuestro escáner de huellas dactilares para verificar si somos nosotros.
Permisos adicionales: Permisos que puede haber establecido nuestra compañía telefónica.
Cuando toquemos alguno de estos permisos, se mostrará una lista de aplicaciones que lo utilizan. Podemos denegar y permitir el permiso a la aplicación que queramos. Si denegamos un permiso que la aplicación requiere para funcionar, nos dará la opción de concederlo de nuevo, pero será decisión suya.

Proteger con bloqueo de pantalla

Proteger tu móvil con bloqueo de pantalla es un paso esencial para asegurar tu dispositivo. Lo primero que debemos hacer es establecer una contraseña mediante un código PIN o un Patrón.
Para ello, entramos en la configuración de nuestro móvil y vamos al apartado «Seguridad». Allí podremos ver nuestras diferentes opciones de bloqueo. En general, estas son las 4 disponibles:
Desbloqueo facial: Configurando esta opción, sólo nuestra cara y la de las personas de confianza tendrán acceso a nuestro teléfono.
Desbloqueo por huella dactilar: Podremos configurar una o varias huellas dactilares para tener acceso al dispositivo.
Contraseña: Nuestro teléfono podrá ser desbloqueado con un patrón dibujado en la pantalla, un código PIN o una contraseña escrita.
Desbloqueo con dispositivo Bluetooth: Con esta opción, el teléfono permanecerá desbloqueado cuando se empareje con los dispositivos Bluetooth que le asignemos como dispositivos smartwatch o auriculares.

Cuidado con el permiso de localización

Una de las principales características de Android 10 y Xiaomi MIUI es su rediseñado permiso de localización. Para manipular este permiso, nos dirigimos a los ajustes de nuestro dispositivo, vamos a Privacidad y volvemos al Gestor de permisos.
Dentro del Gestor de Permisos, tocamos en «Ubicación» (que aparecerá casi en último lugar). De nuevo aparecerá una lista de aplicaciones, esta vez dividida en 3 grupos: Las que tienen el permiso cuando las usas, las que tienen el permiso continuamente y las que no tienen el permiso de acceso. Ahora, toca sobre aquellas apps que quieras configurar.
Cuando hayas tocado sobre una app, te aparecerá una lista de opciones, puedes denegar su acceso, permitir su acceso permanentemente o sólo si se está utilizando. Si se habilita el permiso sólo cuando la app está en uso, podemos evitar que la app rastree nuestra ubicación en segundo plano. Aunque esto no siempre es efectivo, hay aplicaciones que necesitarán el permiso de forma permanente para que sus funciones se mantengan sin abrir.

Evitar que algunas aplicaciones recojan datos

MIUI abre la posibilidad de retirar los permisos a las aplicaciones que tienen la función de recopilar tus datos de uso. Para ello, vamos a la configuración de nuestro teléfono y vamos al apartado «Contraseñas y seguridad».
Una vez allí, nos dirigimos a la parte inferior del apartado, donde tocaremos la opción «Autorización y revocación» del final. Al hacer esto, accederemos a una lista de aplicaciones que están en nuestro dispositivo, y a la derecha de cada una encontraremos un interruptor activado, al apagarlo estamos negando que se recojan nuestros datos de esa aplicación.
Si apagamos el interruptor, nos dejará un pequeño aviso de que se descartará el acceso a los datos de esa aplicación, pero que también se borrarán los datos que haya recogido, lo que podría afectar a su funcionamiento. Como se trata de una decisión fuerte, el sistema operativo te obliga a esperar unos segundos antes de tomar la decisión.

Gestor de permisos de MIUI

Muchas compañías de telefonía móvil suelen tener sus propios gestores de permisos, siendo Xiaomi una de dichas compañías. Para acceder a este gestor, debemos ir a la configuración de nuestro dispositivo, donde tocaremos el apartado «Protección de seguridad» y seguir lo que te diremos a continuación.
Podemos ver que la primera parte es muy similar al gestor de permisos que hemos mencionado antes, pero dispuesto de forma más sencilla. Al principio de este gestor encontraremos los permisos más importantes que debes conocer para mantener tu privacidad, luego, el botón «Todos los permisos» que nos lleva al gestor de permisos de Android, que ya conocemos.
Más abajo de este gestor, veremos la opción «Permisos especiales», donde podremos manipular qué aplicaciones tienen acceso a elementos, como el rendimiento de la batería, qué apps pueden modificar los ajustes del sistema o qué apps pueden acceder al modo «No molestar» para activarlo. Tendremos que seleccionar cada opción y modificar el comportamiento de las aplicaciones a nuestro gusto.

Desactivar el envío de muestras

La aplicación oficial de la tienda de Android tiene un sistema de seguridad que envía muestras de todas las aplicaciones que posees cada cierto tiempo para buscar amenazas. Si quieres mantener tu privacidad hasta cierto punto y no quieres enviar estos datos, puedes desactivar la opción a cambio de hacer el dispositivo un poco más vulnerable.
Para ello, entra en la Play Store, ve a su menú y toca sobre la opción «Play Protect». Iremos a la interfaz de este sistema de seguridad, donde pulsaremos sobre el botón del engranaje, en la esquina derecha. Estaremos en una pantalla con dos opciones, para desactivar el envío de muestras desactivar la opción «Scan apps with Play Protect». También puedes desactivar el envío de datos de aplicaciones desconocidas para que Google no pueda saber lo que instalas fuera de su tienda.
Recuerda que al dar este paso estás poniendo en riesgo tu seguridad, pero es una buena opción si buscas restringir tu privacidad al máximo.